Energía Solar

¡Ahora la temporada de pileta puede durar más tiempo!

Para aquellos que amamos el agua, no hay mejor noticia que el inicio del verano…
¡Comienza la época de estar horas en la pileta! Lo que pocos saben es que podrían duplicar los meses de ese disfrute con ayuda de algún sistem a que permita mantener el agua entre 28 y 30 °C.
Tengo varios amigos que para lograr esto cometieron la osadía de instalar calderas a gas en sus casas, que funcionan fantástico pero tienen algunas desventajas. En la práctica las usaron un par de veces hasta que se horrorizaron con la cuenta del gas. Y lo más dramático es que para poder disfrutar la pileta con agua más caliente los fines de semana, tenían que mantener el sistema funcionado durante el resto de la semana.
Sin embargo, hay un plan“B”: el Sol. No va a funcionar todo el año…aunque sí va a extender la temporada de pileta a seis meses, de octubre a marzo, en lugar de sólo tres. Y encima ¡ES GRATIS!
Para esto se coloca un sistema que capta la energía solar y calienta el agua. El mismo consiste en instalar unos colectores solares de polipropileno, semejantes a unas alfombras, por los que en su interior pasan decenas de tubos que permiten la circulación del agua entre los dos conductos principales, el de entrada y el de salida.
Estos colectores pueden ser combinados en paralelo y en serie, para lograr la superficie de captación de energía solar necesaria. Los mismos se intercalan a la salida del filtro depurador de la pileta, de forma que el agua ya filtrada absorba el calor solar y luego retorne al circuito.
Con el fin de mantener la temperatura estable, se incorpora un controlador electrónico, que compara la temperatura de la pileta con la deseada. En caso de detectarse una diferencia, entonces se activa la bomba de circulación para que el agua dentro de los colectores solares fluya hacia la pileta, y de esa forma, se logre la temperatura anhelada.

A tener en cuenta:

Se calcula que la superficie que debe tener el colector es del 70% del espejo de agua de la piscina, siempre y cuando, los colectores se monten sobre un techo inclinado 20° mirando al Norte. Para otras orientaciones y ángulos, se debe efectuar el cálculo apropiado.
Próximo número:
Instalaciones solares para proveer de electricidad a zonas remotas.
Gabriel E. Kowalewski
Ingeniero Industrial UBA

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *